Badajoz... La Ciudad Encendida

Badajoz puede presumir de su cielo gracias a una singular luz natural. La atmósfera que se genera por las características físicas del territorio, dan como resultado miradores que ofrecen  paisajes abiertos, limpios, donde la luz en su hora azul (horas crepusculares del día en la que el sol aún no se deja ver o acaba de desaparecer) regala una generosa y sorprendente gama de colores que pasan alternativamente de fríos a cálidos, que transmiten sensaciones inesperadas en cualquier ámbito urbano.

En ese contexto, Badajoz ofrece una serie de actividades nocturnas durante todos los fines de semana del verano, intrínsecamente vinculadas al significado de la luz; desde la apertura de monumentos o visitas guiadas singulares con pinceladas artísticas con actores y músicos, a otras como espectáculos intimistas en vivo durante la hora azul, cello y piano con performances artísticas variadas, e incluso actividades de yoga, contemplando privilegiadas vistas al amanecer o al anochecer.

Un tenue añil con un ligero tinte verdoso baña los paños de los principales monumentos de la ciudad, cuando se viste de largo para identificarla con la Ciudad Encendida.

Un programa donde la sensibilidad, la sensualidad y la seducción persuaden al visitante para disfrutar de la ciudad y la magia de la luz en cada una de las actividades.

Imágenes